¿Conciencia o Consciencia?

Nota importante a los pensadores serios

Vayamos al grano, sin memes que nos distraigan, y no caigamos en la tentación de anteponer cualquier creencia pre-existente (como las condiciones que los seguros médicos que no quieren cubrir) que no podamos antes comprobar personalmente. El término consciencia y su vocablo gemelo, conciencia, se ven por todas partes, los busca entender todo el mundo, y aunque aparecen ser sencillos a una mente eurística, son muy complejos. El que quiera llegar al grano, a la esencia de su significado, deberá pensar deductivamente. Seguidamente, y para centrar este artículo apropiadamente desde el principio, os compartimos un extracto -que traducimos con cierta liberalidad- de la Sutra a los Kalama, la cual nos ayuda a pensar, investigar, y entender con practicalidad la Realidad tal cual. Es mejor no creer nada, sólo constatar, deliberar, y actuar en base a lo constatado de forma coherente:

* «[…] No aceptéis ninguna tradición oral, ningún linaje de enseñanza, ni rumores, ni escrituras sagradas, ni lógica ajena, ni inferencia ajena, […] ni supuesto o adorado maestro, por muy asceta que sea. Cuando vosotros comprendáis en vosotros mismos: ’Esto es saludable, esto es irreprochable, esto es practicado por los sabios, esto de ser aceptado y practicado conlleva a la felicidad y beneficio de todos, entonces, practicadlo, y guiad vuestra vida en consecuencia.»

Lo básico de Consciencia VS Conciencia

La Consciencia

La consciencia es un fenómeno psicosomático que no sólo ‘nota’, a través de los cinco sentidos, sino que además se ‘auto nota’ o sea que ‘nota que está notando’; de ahí el famoso “Cogito, ergo sum”.

Desde ya, hemos de distinguir cuidadosamente que la consciencia se nota a sí misma de forma diferente a la que nota el mundo exterior, porque obviamente, al notarse a sí misma ‘re-crea’ en el sentido estrictamente somático y consecuentemente virtual con respecto al mundo exterior el conjunto de imagenes, sonidos, sensaciones e ideaciones. La consciencia no se ve, no se oye, no se toca, no se olfatea, y no se saborea a sí misma directamente. A lo sumo, se infiere como ‘apuntador de lo apuntado’.

Si alguién está en desacuerdo, tiene dudas, o desea aportar mejoras acerca de esta definición, invitamos a discutir este tema en nuestro Foro de TDW como miembro activo-

Postulamos que la consciencia es un ‘saber’ un proceso psico-soma-existencial natural, que consiste en etiquetar, coleccionar, clasificar, comparar, y referenciar ‘notas’. En otras palabras, la consciencia conecta puntos que de por sí, no están intrínsecamente conectados. La consciencia ensarta (proceso psico-soma-existencial) perlas (notas individuales), formando una cuerda, un collar de información (o sea un ‘saber’). Sugerimos de paso, mirar la etimología de la palabra Sutra que ejemplifica este proceso de la consciencia conociéndose a sí misma ensartando collares.

Las ‘notas’ las recibimos y las procesamos, por supuesto, a través de los cinco sentidos que todos conocemos.

La conciencia (sin ‘s’)

Este término es, para los hispanoparlantes, extremadamente resbaladizo. Atención, que vienen curvas.

Nos apresuramos en constatar que no existe conciencia sin consciencia, mientras que puede existir una consciencia sin conciencia. 🙂

A buen entendedor, pocas palabras bastan, pero para aquellos que no tengan claro el significado de conciencia, sugerimos que lean artículos en la categoría Religión relacionados con moralidad o ética.